jueves, 11 de octubre de 2012

Lentejas Guisadas en Olla Rápida

Lentejas guisadas con verdura


Las lentejas son un plato muy sencillo y tradicional, podemos guisarlas simplemente con verduras y un buen pimentón, nos quedará un sabor muy rico y menos graso que las lentejas a la riojana o lentejas con chorizo. 


Para cocinar lentejas en la olla rápida podemos prescindir del remojado previo de las legumbres, ya que las lentejas se cocinan en menos tiempo que, por ejemplo, los garbanzos o las alubias.

Lentejas Guisadas


No obstante, yo dejo las lentejas en remojo unas horas antes de cocinarlas, por una razón muy sencilla: la cantidad de agua que voy a añadir a la receta. Al remojar las lentejas engordan y cogen el tamaño que tendrán una vez guisadas, si las ponemos en la olla rápida sin remojar podemos quedarnos cortos de agua y dejar el guiso muy seco, o al contrario, echar demasiada agua y que nos queden caldosas, no olvidemos que al cocinar en la olla rápida no tenemos evaporación de líquido, por lo que la cantidad de agua no disminuye con la cocción, si la legumbre crece y no tenemos controlado el líquido no sabremos cuál será el resultado.

Ingredientes para un guiso de lentejas:


- 165 gr. de lentejas (remojadas previamente)
- Un cuarto de cebolla en brunoisse
- Medio pimiento verde
- Dos ajos laminados
- Un zanahoria, raspada y cortada en dados
- Dos cucharadas de tomate triturado
- Una cucharadita de pimentón de la vera
- Una hoja de laurel
- Un puerro, con su parte verde
- Un ramita de apio
- Unos clavos de especia
- Unas bolas de pimienta negra
- Aceite de oliva virgen
- Sal

Elaboración de las lentejas en la olla rápida:


En primer lugar dejamos que la olla se caliente sin nada (sin tapa) para evitar que se pegue el sofrito a la base. Una vez caliente, echamos el aceite de oliva, y ayudándonos de una tapa de cristal para evitar salpicaduras, vamos a preparar el sofrito de las lentejas.

Para el sofrito rehogamos el ajo, que previamente hemos pelado y quitado el germen, lo incorporamos picado y seguido añadimos la cebolla en brunoisse, la zanahoria, pelada y en dados, y el pimiento, que también habremos lavado y cortado en dados. Cuando el sofrito empieza a ablandarse, añadimos las dos cucharadas de tomate y la cucharadita de pimentón, incorporamos las lentejas y el agua justo hasta cubrirlas.

Echamos el puerro y el apio enteros, la hoja de laurel, los clavos de especia, las bolitas de pimienta y la sal.

Cerramos la olla ajustando la tapa. Vamos a cocinar en presión 2. Esperamos a que la olla coja presión, en cuanto asoma la segunda rayita, bajamos el fuego al mínimo y contamos cinco minutos. Pasados los cinco minutos apartamos la olla del fuego y dejamos que pierda presión lentamente.

Cuando la válvula ha bajado del todo y podemos abrir la olla, lo haremos con cuidado y siempre la tapa al lado contrario de nuestra cara, destapamos el guiso y rectificamos de sal. Ya tenemos nuestras lentejas guisadas. Ahora vamos a retirar el puerro y el apio, por eso lo añadimos entero, para poder retirarlo al final de la cocción.

Las lentejas ya están listas para comer, si las dejamos reposar el caldo cogerá cuerpo y estará más espeso. Se pueden congelar sin problema ya que no hemos añadido patata. La cantidad que he incluido en la receta es para unas lentejas para dos personas. 




2 comentarios:

  1. Tomo nota de tus recetas. Felicidades por tan buen blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Creo que mañana tocan lentejas ;) seguiré tu receta.

    ResponderEliminar

Gracias por su visita.