martes, 6 de septiembre de 2016

Juntas de las Ollas Rápidas

¿Por qué la olla pierde vapor?


Todas las ollas a presión tienen juntas de goma que con el tiempo hay que sustituir, sabremos que una junta está deteriorada cuando la olla no mantenga la presión, la válvula no suba o presente perdidas de vapor. 


Todas las grandes marcas de ollas a presión disponen de recambios de casi todos sus componentes, no es frecuente tener que sustituir un asa o una válvula, pero las juntas de goma, fundamentalmente el anillo de la tapa, tendremos que cambiarlo con frecuencia. No solo por el uso, sino también por el tiempo.



Es importante que siempre que tengáis que cambiar una junta compréis el recambio oficial, los anillos que venden como recambio universal, aunque tengan el tamaño adecuado, pueden ocasionar perdidas de presión al no encajar correctamente con la tapa.

Hace unos mese tuve un problema con una de mis ollas más antigüas, la Perfect de WMF. Creímos que finalmente se había estropeado, ya que no mantenía la presión, subía la valvula, pero no llegaba al nivel 2. Como la junta de la tapa estaba recien cambiada y aparentemente estaba bien, no entendíamos el problema. Observamos que perdía vapor por el mango. No veíamos nada roto y la junta aparentemente estaba bien, pero tenía un pequeño poro.


Esta es una de las juntas más complicadas a la hora de saber si necesita repuesto, para comprobar si está bien, debemos estirar con cuidado desde la parte de arriba, ya que los poros por los que pierde el vapor pueden encontrarse en el doblez de la goma. Sustituirla es muy sencillo y nuestra olla seguirá funcionando perfectamente.



Por eso, siempre que tengáis algún problema con la olla, primero revisar todas las juntas de goma. 

viernes, 2 de septiembre de 2016

Conserva de Manzanas en Almibar

Conserva de manzanas en almibar al Brandy


Estas fechas son perfectas para hacer conservas, tanto de fruta como de verdura. Utilizamos la olla rápida, tanto para el esterilizado de los botes, como para la cocción de la conserva. En esta receta vamos a utilizar pequeñas manzanas naturales, de un frutal cercano, las cocinaremos y consumiremos con su piel. 



Ingredientes para la conserva de manzana:


- Manzanas (aproximadamente medio kilo)
- Canela en rama
- Un trocito de raíz de jengibre del tamaño de un ajo
- El zumo de un limón
- Un vaso de agua
- Tres cucharadas de azúcar
- Una cucharada de brandy

Elaboración de la conserva de manzana:


Como en todas las conservas, es muy importante la limpieza, vamos a utilizar pequeños botes de 250/300ml. Es importante lavar bien los botes y, aunque sea únicamente un detalle estético, retirar las etiquetas y los restos de goma. Esterilizamos los botes y las tapas, como os indicamos en está entrada: "Esterilizado de Botes en la Olla Rápida". 

Mientras se esterilizan los botes, vamos a lavar y cortar las manzanas, retirando los rabitos, las semillas y las partes feas. Una vez todas las manzanas preparadas en cubos, utilizaremos unos 600 gr. de manzana, las cocinamos en la olla rápida.

Ponemos las manzanas preparadas en la base de la olla, regamos la manzana con el zumo de un limón, añadimos una rama de canela, un trozo de raíz de jengibre del tamaño de un ajo y un vaso de agua. Cerramos la olla, dejamos que coja presión, y en el nivel de presión 1, para cocciones suaves, cocinamos la manzana dos minutos. Pasado el tiempo, esperamos que la olla pierda presión para abrirla.

Cuando la olla ha perdido totalmente la presión, abrimos y colamos el líquido de cocer las manzanas. Retiramos la canela y el jengibre. A este líquido de cocer las manzanas, le añadimos un chorrito de brandy y tres cucharadas de azúcar, y preparamos un almibar clarito. 

Podemos hervirlo en un cazo, hasta que el azúcar este totalmente disuelto en el líquido y empiece a coger cuerpo, o en nuestro caso para mayor comodidad, hemos utilizado el thermomix,  echamos el caldo de cocción de la fruta, el azúcar y el brandy, y programamos cuatro minutos, a 100º grados, velocidad cuatro.

Es importante que todo el proceso de la conserva lo hagamos en caliente y con la máxima limpieza, En lo que preparamos el almibar, vamos a colocar los tarros esterilizados, con unas pinzas para no quemarnos, sobre un paño limpio. Los rellenamos primero con la manzana cocida. 

Según vamos rellenamos los botes les damos golpecitos sobre la mesa para que la manzana entre bien y queden llenos. Una vez los botes llenos de manzana, incorporamos el almibar al brandy en caliente, llenamos hasta arriba, cerramos los botes y los ponemos boca abajo para que ellos solos, al estar calientes, hagan vacío. 



Una vez fríos, tendremos una conserva de manzana riquísima, con aroma de canela y un ligero sabor a coñac. Tiene varias utilizades, como postre, para acompañar una guarnición de carne de cerdo, o con cuajada o queso fresco, también combina con el paté.

martes, 30 de agosto de 2016

Fissler Vitacontrol® Digital

Presentación del controlador digital de Fissler


La marca Fissler es una de las grandes en el mundo de las Ollas Rápidas. Su modelo más famoso, el Vivavit Premium, nos permite ahora cocinar con un asistente que nos guía en todos los pasos gracias a su App asociada.


El vitacontrol digital de Fissler ha sido especialmente diseñado para las líneas vitavit edition y vitavit premium. Se trata de un controlador digital que recoge todos los datos acerca del proceso de cocción y nos asegura cocinar correctamente con la olla rápida gracias a su App, disponible sin cargo alguno en la App Store (para iPad y iPhone) o en Google Play TM (para Android TM-Geräte)


La App incorpora una colección de recetas digital con las instrucciones detalladas paso a paso, incluyendo los tiempos de cocción de más de 130 ingredientes. Se trata de cocinar de manera rápida y sencilla en sólo unos pasos: 
  • Descargamos la Fissler Cooking App y elegimos la receta.
  • Conectamos el vitacontrol digital con el dispositivo inteligente a nuestra olla Fissler.
  • Seguimos las instrucciones paso a paso




En cuando a la olla a presión Fissler, la línea vivavit premium es una de las más vendidas de la marca, sus características principales son el asa de seguridad tipo lazo, la descarga de vapor regulable y su escala medidora. La olla incluye una ayuda de posicionamiento de tapa, dos niveles de cocción regulables e indicador de bloqueo, además del mango extraíble. La válvula de cocción con función de tipo semáforo, informa de cuándo se puede apagar el fuego, cuándo comienza el tiempo de cocción o cuándo la temperatura de la olla es demasiado alta.


Lo mejor del controlador es que te avisa cuando debes bajar el fuego al mínimo, además de guiarte para elaborar diversas recetas. Cuando cocinamos en las ollas rápidas, como ya hemos dicho en otras ocasiones, lo más importante es controlar el nivel de presión y el tiempo, cualquier temporizador nos sirve, pero la verdad, este integrado en la tapa de la olla nos ha gustado mucho.